BRASIL

$400,00

Conocé nuestras opciones de envío

Compartir

¿Qué es lo que hace que un país sea grande? ¿Es la extensión de su territorio, su PIB, la riqueza de su suelo, su poder militar, su lugar en la configuración geopolítica mundial? ¿O debería ser, además, la erradicación del hambre de su pueblo, el nivel de educación de sus habitantes, la igualdad social, la equidad en la distribución de la renta y el acceso a la vivienda?

Más allá de la inmensidad de su territorio, si se toman en cuenta indicadores económicos, entonces Brasil es uno de los grandes: su PIB ha crecido en promedio un 4% anual en la primera década de este siglo y su economía podría alcanzar el quinto puesto mundial en los próximos años; sus empresas nacionales figuran entre las más grandes del mundo; el descubrimiento del área del pre-sal podría elevarlo al lugar de potencia mundial en producción de hidrocarburos, y ha logrado convertirse en un jugador global de peso y un referente regional.

Ahora bien, si se miden los indicadores sociales, el balance es menos alentador, a pesar de los innegables avances de la última década. La contracara de ese indudable crecimiento es múltiple: el narcotráfico, la violencia, la corrupción y los problemas en la distribución de la tierra. La mayoría de las víctimas de la violencia son negros, pobres y habitantes de favelas, una combinación explosiva en Brasil que saca a la luz, además, un problema a menudo silenciado: la fuerte discriminación racial, heredada del pasado esclavista y de su estructura latifundista y patriarcal, aún vigentes.

Esta segunda edición de Explorador de Le Monde diplomatique se encarga de analizar los avances y contrastes de la compleja realidad del Brasil actual. Se trata de uno de los protagonistas del nuevo orden internacional, a quien las desigualdades y el atraso social le impiden todavía ser un país verdaderamente rico: económica, social y culturalmente.

Autor: VV. AA.

ISBN: 987-987-614-407-0